Di Giácomo reivindicó que el Plan Castello pone eje en cuestiones estratégicas de desarrollo

El ministro de Gobierno, Luis Di Giácomo, destacó que el Plan Castello “pone en eje cuestiones estratégicas de desarrollo autonómo” y “va más allá de los intereses de este gobierno”, con lo cual “no hay ningún interés secundario”.

El ministro de Gobierno, Luis Di Giácomo, destacó que el Plan Castello “pone en eje cuestiones estratégicas de desarrollo autonómo” y “va más allá de los intereses de este gobierno”, con lo cual “no hay ningún interés secundario”.

Ratificó que hay un rol protagónico de los intendentes en la fijación de las obras, sin que esto signifique desnaturalizar el objetivo de un desarrollo integral. Aseveró en este sentido que “las obras estratégicas son regionales y esto lo han entendido los jefes municipales”.
Adelantó que “a partir de la semana que viene se harán reuniones regionales con sectores de la vida pública, esto lo determinará la comisión de la Legislatura, donde nosotros como Ejecutivo también estaremos presentes, para informar y a su vez tomar las distintas ideas y aportes”.
Señaló respecto al plan, en declaraciones a Radio Nativa de Viedma, que “si bien los legisladores son los que votan y sus opiniones son centrales, en este caso, con una ley que apunta al desarrollo integral de la provincia, la opinión de los jefes municipales es imprescindible”.
Indicó que “por eso cuando el gobernador Alberto Weretilneck presentó el Plan Castello dijo que era abierto”, explicitando que “hicimos una primera selección de una cantidad de proyectos que estaba abierta a agregar, quitar o proponer cosas nuevas, y a su vez, en función del conocimiento que tienen de su localidad, que los intendentes aportaran obras concretas”.
Dijo que “este plan es regional y provincial, por eso los intendentes fueron convocados en su conjunto y después cada uno con su esquema de representación política, con los legisladores inclusive; hemos tenido reuniones con los bloques”.
También señaló que se decidió ampliar la ronda de diálogo a grupos empresariales, cámaras, comerciantes, productores, etc., en función del apoyo que han manifestado al plan.
Anunció en este marco que “a partir de la semana que viene se harán reuniones regionales con sectores de la vida pública, esto lo determinará la comisión de la Legislatura, donde nosotros como Ejecutivo también estaremos presentes, para informar y a su vez tomar las distintas ideas y aportes”.
Respecto a si evalúa que se avalará el plan en el recinto legislativo, dijo que “si uno se pone a pensar que esto va más allá de los intereses de este gobierno, y que, por la tramitación y los tiempos que hay, no tiene nada que ver con las elecciones de este año, no hay ningún interés secundario, sino que se trata de una propuesta integral para el proyecto regional y provincial, con el beneplácito de la mayoría de intendentes y aportes de otros sectores que están de acuerdo, ¿cuál sería el argumento de un legislador para estar en contra?”
Insistió: “¿Qué argumentos puede tener un legislador de Bariloche, del Alto Valle, Zona Atlántica o de la Región Sur frente a las obras trascendentales que se están proponiendo?”
Negó que la fijación de obras por parte de los intendentes desvirtúe el objetivo de un desarrollo integral de la provincia, ya que “las obras estratégicas son regionales y esto lo han entendido los jefes municipales”.
Dijo que hay un fortalecimiento de la identidad rionegrina, entonces ya está zanjada la preeminencia de un interés local, subrayando que habrá obras centrales relacionadas con la energía, la cuestión productiva, infraestructura comunicacional, entre otros.
Estimó que luego de las reuniones regionales, posiblemente en mayo, debería llegar el plan al recinto.