Límites más rigurosos para reducir el alcohol al volante

Por unanimidad se aplicará en la provincia de Río Negro un tope máximo de 0,2 gramos de alcohol por litro de sangre para poder conducir, un límite más exigente que el que rige en la mayoría de las jurisdicciones provinciales. La norma contiene un artículo donde se solicita a los municipios a adherir a este nuevo límite de alcoholemia.

“Con esta ley no queremos prohibir, sino prevenir”, expresó la autora de la iniciativa, la legisladora de Juntos Somos Río Negro, Silvia Paz. Recordó que “hace poco perdimos a dos jóvenes, atropellados en la avenida Bustillo. El conductor superaba el 50 por ciento el límite de alcoholemia, circulaba sin carnet y pesaba sobre él una prohibición de manejar”.

Además se prohibir conducir a quienes presenten más de 0,2 gramos por litro, también serán penados quienes lo hagan “bajo efectos de estupefacientes”.

Todos los conductores, entrada en vigencia esta norma, estarán obligados a someterse a los controles. La negativa implicará una falta y presunción de infracción.

Sobre las multas, se acordó que de todo lo recaudado, el 50% se destinará a la agencia provincial de Seguridad Vial, y el 50% restante al área de prevención de adicciones.

En su articulado, se invita a los municipios de la Provincia de Río Negro a “adherir a la presente, como así también a facilitar el cumplimiento del objetivo previsto en la misma”. Además, “a partir de la entrada en vigencia, el Poder Ejecutivo Provincial deberá implementar una campaña intensiva de difusión y divulgación de los alcances de la presente”.

En julio del año 2008, al acercarse el primer aniversario de la muerte de los cuatro adolescentes, todos ellos pertenecientes al barrio Virgen Misionera, familiares, amigos, organizaciones e instituciones, “nos reunimos para trabajar sobre la problemática del exceso del consumo del alcohol en los jóvenes”, en un espacio que denominamos “Mesa 6 de Septiembre”, entidad que acompañó el tratamiento de esta Ley.

El objetivo de las jornadas “Una noche sin alcohol” es crear conciencia en la comunidad en relación al consumo de alcohol en los jóvenes, además de “brindar espacios de contención para que ellos puedan disfrutar de una noche con sus pares sin poner en riesgo su salud e integridad física”, señaló la parlamentaria.

“Agradezco la colaboración de todos los legisladores”, dijo por último Paz.