Ministros y legisladores de JSRN apuran detalles del Plan Castello

Legisladores del oficialismo rionegrino se reunieron durante dos horas con miembros del gabinete provincial para avanzar en los detalles de la Ley que se prepara para poner en marcha el plan Castello de desarrollo provincial, buscando apurar los tiempos en la presentación de inquietudes e iniciativas, de modo tal de aprovechar los mejores momentos del mercado para conseguir el financiamiento.

Asistieron el secretario de Obras Públicas, Alejandro Echarren, el ministro de Gobierno, Luis Di Giácomo, y el ministro de Economía, Isaías Kremer.

También se avanzó en la definición de que una porción del fondo que se obtenga, será distribuido de manera directa a los municipios, aunque desde Economía aclararon que resta precisar el mecanismo de distribución y repago por parte de los Municipios, en función a la capacidad financiera de cada uno.

En todo momento se reafirmó que se trata de un plan de desarrollo que está por encima de los localismos y que tiene como meta incrementar la actividad económica de la provincia, lo que para Kremer significará “ mejorar nuestro producto bruto provincial”, y acotó que “ver crecer a la provincia es lo importante”.

“La participación de todos los intendentes en las reuniones de la última semana, fue muy importante en la búsqueda de los consensos necesarios, por lo que ahora son tiempos para avanzar en aspectos técnico-operativos y que el Ejecutivo dé forma al proyecto de Ley que se enviará a la Legislatura”, sostuvo el presidente del Bloque, Alejandro Palmieri.

Se coincidió en orientar los esfuerzos a “mejorar la matriz productiva de la provincia”, ya que según explicó el ministro Kremer “hay una carencia de 30 o 40 años de un plan de este tipo en Río Negro”.

Por su parte, Di Giácomo indicó que “se trata de un proyecto integral para desarrollar la provincia y cada una de sus regiones”.
También quedó claro que “se están dando los pasos finales en la definición de los proyectos, los que determinarán el monto preciso del financiamiento, pero las estimaciones iniciales indican que rondará entre los 500 y 600 millones de dólares”, comentaron los funcionarios.

“No se trata de hipotecar el futuro, más bien lo contrario, de querer ir para adelante, de hacer crecer la provincia con una mirada estratégica a pesar de la crisis”, expresó la legisladora de Catriel, Viviana Germanier, mientras que el barilochense Alfredo Martín resaltó que una de las metas “es poder diversificar el horizonte productivo de la provincia, aprovechando las ventajas comparativas que Río Negro hoy presenta, y potenciar actividades económicas en las que queda mucho por crecer, como el sector turístico, agrícola y ganadero, entre otros”.

Con el compromiso de avanzar en las definiciones finales de proyectos y cuestiones operativas, se repasaron los plazos, y se estima que la gestión de la emisión de los bonos, una vez aprobada la Ley, insumirá unos 6 meses. Teniendo en cuenta esos tiempos, se consideró importante que tanto el gobierno provincial, como los intendentes en la parte que les corresponde, avancen en las definiciones de las obras prioritarias a ser incluidas en el proyecto de Ley que el Ejecutivo pretende enviar a la Legislatura en algunas semanas.