Obra pública récord, equilibrio y crecimiento

Fue aprobado por amplia mayoría (32 a favor y 9 en contra en general) el presupuesto 2018 de la provincia de Río Negro, que prevé gastos por 57.000 millones de pesos, el en cual se incorporan algunas herramientas para ir reduciendo el déficit, e incluye más de 9.800 millones de pesos para obras de infraestructura e inversiones de capital producto del ingreso de los recursos del bono colocado en el exterior. Como miembro informante del bloque de Juntos, el legislador Alejandro Palmieri sostuvo que se plantean “medidas para lograr una salida gradual del déficit con contención social”.

“Es un presupuesto con mucha obra pública, con una deuda sana que vamos a afrontar porque fue tomada para dar trabajo, como la del plan Castello; y también es un presupuesto que va a pagar los sueldos en término. Como hoy, que se terminaron de pagar los aguinaldos a toda la administración pública”, dijo en el remate de su intervención en el recinto.

Luego de los cuestionamientos habituales de la oposición, Palmieri se mostró sorprendido porque muchos “se esforzaron en no querer ver una previsión récord en inversiones en obra pública”. “Si, tiene 9.000 millones de pesos de obra y bienes de capital. La inversión más grande en la historia de la provincia. Implica la generación de miles de empleos privados, y más de 500 millones de pesos para municipios y comisiones de fomento, y eso también es reactivación económica ”.

Respecto del rumbo económico y político de la gestión del gobernador Alberto Weretilneck, puso como referencia que hace pocos días “se incorporaron 532 agentes que pasaron de becados a contratados. Es todo un avance, y un gesto que contradice a aquellos que dicen que este es un presupuesto de ajuste. El esfuerzo lo haremos en otro lado, con austeridad y eficiencia en los gastos de funcionamiento”. Y se remitió a los datos del presupuesto en tratamiento, que prevé un incremento en bienes de consumo y servicios de apenas 18 por ciento, “y ese es el esfuerzo de austeridad que nos fijamos”.

Sobre el endeudamiento, aclaró que “es un tema que no lo escondemos. En este 2018 tiene un peso importante la deuda. En 2016, las medidas fiscales del inicio del gobierno del Presidente Mauricio Macri, no dieron el resultado de reactivación económica que esperaban. No llegó el segundo semestre, ni las inversiones esperadas”.

“Teníamos un gobierno ordenado y tuvimos de pronto un déficit de 3.000 millones. En 2016 los ingresos crecieron el 28 por ciento y los egresos casi el 38”, detalló.

“Para algunos, la solución hubiera sido ajustar, pero nosotros preferimos seguir dándole respuesta a los empleados públicos, a la justicia y a la salud”, manifestó.

Agregó en relación a este tema que “esos 3.000 millones que nos faltaron en el 2016, no nos sobraron obviamente en el 2017 y está claro que el déficit se debe achicar de forma paulatina. Y nos hacemos cargo de ese rumbo político”.

En cuanto a la magnitud del déficit, explicó que los 2.500 millones que debe afrontar Río Negro representan, dentro de un presupuesto de 57.000 millones, un 4%, mientras que en otras provincias superan el 5% del presupuesto o como en Chubut que el déficit ronda el 12% del presupuesto.

El presupuesto se diseñó tomando las pautas del Compromiso Fiscal, que firmaron todos los gobernadores del país, excepto San Luis. De este modo, los gastos no deben superar la meta de inflación que se estipuló en el presupuesto nacional: 15,7% anual.

“Ese compromiso tuvo peso institucional e histórico, porque por primera vez todos los gobernadores y el Presidente acordaban una agenda de trabajo con temas que llevan años en el debate nacional y que no se abordaban, como la coparticipación, la presión tributaria, el fondo del conurbano bonarerense”, comentó Palmieri.

En términos generales, esos consensos apuntan “a alivianar la presión tributaria para ser más competitivos, pero como Río Negro viene en esa línea, con tributos que ya están dentro de los parámetros de ese acuerdo, el esfuerzo fiscal en nuestro caso no será tanto”.

En cuanto a los juicios pendientes de la provincia contra la nación, al desistir de los reclamos Río Negro obtuvo un bono de 2.700 millones que permitirá compensar deudas.

“Ojalá todas las partes, tanto nación, como provincias y municipios, puedan cumplir con este acuerdo, porque eso significará que se habrá logrado la reactivación de la economía, que es tan necesaria en los tiempos que corren”, señaló el jefe de la bancada de Juntos Somos Río Negro.

En cuanto al resultado primario (sin tomar los gastos de la deuda), el Estado provincial tendrá un desempeño equilibrado en el 2018, ya que se estima que el resultado entre gastos corrientes e ingresos, será de un ahorro de 182 millones de pesos.

Se espera además un incremento promedio de los ingresos del 23%, mientras que para los municipios el incremento en las partidas provinciales será del 24,2%.