Palmieri trató de incoherente a María Emilia Soria

El legislador Alejandro Palmieri, del bloque Juntos Somos Río Negro, calificó de “incoherentes” a varios de los candidatos que competirán con Fabián Gatti en las elecciones primarias abiertas simultáneas y obligatorias del 13 de agosto próximo.
En el marco de la campaña electoral, reflotó la cuestión nuclear como argumento sólido para cuestionar la postura de los demás candidatos, y lamentó lo sucedido en las últimas horas qué motivó al gobernador a excluir a Viedma de toda posibilidad de ser sede del emprendimiento.
Se mostró confiado, pese a los cuestionamientos, de lograr un buen resultado en las elecciones.
“Nos va a ir muy bien, en agosto y en octubre también”, dijo.
“Conforme se van planteando las diferentes propuestas, va quedando más que claro que la única alternativa legítima y coherente de representar a los rionegrinos en el Congreso de la Nación es la de Juntos Somos Río Negro”, dijo Palmieri.
Agregó: “Cada vez va quedando más expresa la falta de coherencia de algunos de los candidatos y “candidatas” del cargo nacional, sobre todo de quienes buscan repetir”, en Clara referencia a la precandidata del Frente para la Victoria María Emilia Soria.
“A uno lo llena de sorpresas el andar, día a día, por la provincia, fundamentalmente hablando de candidatas a diputadas nacional, que con total liviandad parecen olvidarse el andar en el Congreso de la Nación de los últimos cuatro”, remarcó.
“Para Gatti será la primera vez que aspira un cargo de diputado nacional pero en el caso de María Emilia Soria hoy totalmente habla despojada de culpa sobre las centrales nucleares que se están instalando en Argentina”, dijo.
Explicó: “Cuando si hoy se pueden instalar dos nuevas centrales nucleares en Argentina, si hoy esas centrales nucleares la pueden hacer los chinos por contratación directa sin ningún tipo de licitaciones, es porque la diputada Soria y todo el resto de los representantes rionegrinos del Frente para la Victoria alzaron la mano en febrero 2015, para aprobar una ley que así fue”.
Detalló el legislador que fue el 25 de febrero 2015 cuando se votaron dos leyes, “una más gravosa que la otra”.
Ese día se sancionó la norma 27122, por la cual ratificó el Congreso de la Nación por una ajustada mayoría todos los convenios Marcos entre Argentina y China que la ex presidenta Cristina Fernández de kirchner había firmado antes.
Según Palmieri, se trata de convenios específicos para actividades ya establecidas y en ese momento, se entendía que era la carta blanca al gobierno nacional de entonces para cualquier tipo de convenios, incluidos los de materia nuclear.
“Todos los diputados que aprobaron esa ley sabían que se trataba de una operación financiera de China, de millones de dólares para engrosar las arcas del Banco Central”, graficó.
Otra vez sobre la campaña, Palmieri dijo: “Está en juego la coherencia dentro de nuestros representantes nacionales, si hoy se está haciendo una central nuclear en Río Negro y la van a hacer los chinos, es porque nuestros diputados nacionales la aprobaron en el Congreso”.
Sobre las declaraciones de su par de bloque, Marilin Gemignani, en contra de la instalación de la planta termonuclear en la costa Atlántica rionegrina, Palmieri las interpretó como una cuestión personal, aunque exigió responsabilidad a la hora de hablar.
“Como lo manifesté oportunamente cuando fue el planteo por la contaminación por los deshechos de langostinos, siempre estaré del lado de los reclamos justos de mis vecinos, porque los cargos pasan, pero mi vida y la de mi familia trascurre en este maravilloso lugar. Por lo que manifiesto que no estoy de acuerdo con la instalación de una planta nuclear en nuestras costas”, había dicho la legisladora..
“Es una opinión personal la legisladora”, dijo Palmieri.
“No comparto en el espíritu. Los que ocupamos lugares públicos con la llegada a la gente que tenemos, tenemos también que tener mucha responsabilidad de lo que decimos, como así también distintos actores políticos, gremiales y religiosos”, dijo.
“Hay que tener responsabilidad a la hora de informar y no sembrar infundadamente temor y terror, sin mayores datos técnicos”, finalizó.