Recalt: “Brindo mi adhesión, mi apoyo y respaldo al paro internacional de mujeres”

En el marco de la medida, convocada desde distintas organizaciones de mujeres, que prevé múltiples formas de participación para este 8 de marzo coincidente con el Día internacional de la Mujer
La legisladora Sandra Recalt ante tal evento manifiestas que “paso a paso, a baja y alta velocidad, pero con aplomo, fuerza y constancia, desde tiempos inmemoriales la mujer ha dado y da vida y sentido a la vida; ha inspirado e inspira la letra de infinidad de poemas, canciones, y demás expresiones del arte, y ha dado y da vida a la obra y vida de muchísimos autores, poetas, cantantes y artistas; a la par de ir estableciendo su real espacio en la historia al reclamar sus derechos”.
“La mujer de ésta era es por demás emprendedora y demuestra nítidamente su avasalladora capacidad y potencial para destacarse en cualquier área, más aún a nivel profesional, académico y laboral. Sin embargo, lo que a muchos nos preocupa, es que al tiempo que esto ocurre en algunas latitudes, lamentablemente hay millones de zonas donde las niñas, jóvenes, madres y ancianas, experimentan la violencia, el acoso sexual y la desigualdad de derechos. Ante la indolencia e inclemencia de sus regímenes”.
La mujer, como persona humana no es más ni menos que el hombre. Ambos tienen iguales derechos. Sin embargo, por múltiples razones sociales, culturales o religiosas, en la realidad han sido siempre y siguen siendo ahora víctimas de diversas y odiosas discriminaciones.
En realidad, puntualizó la parlamentaria” sólo en la medida en que disminuyan, hasta desaparecer, las discriminaciones de género y sexo, habrá un verdadero y total reconocimiento a la dignidad humana de la mujer y la humanidad en su conjunto podrá finalmente disfrutar de la plena libertad que le corresponde.
Hoy desde el lugar que ocupo siendo presidenta de la Comisión de Género de la Legislatura de Río Negro y como legisladora brindo mi adhesión, mi apoyo y respaldo al paro internacional de mujeres, con el firme compromiso de continuar trabajando en la erradicación de este triste flagelo que tiene como principal obstáculo su naturalización, amparada en la desigualdad estructural de poder que existe entre las mujeres y los varones.
“Continúo trabajando enérgicamente es esta causa de manera incondicional, porque ante todo, soy una mujer y voy a luchar por mí y por todas las mujeres que sienten temor de ser “ellas”, para dar paso dar paso a una cultura de equidad, de respeto y de justicia”. Finalizó Recalt