Palmieri: “Una emoción sincera por una obra anhelada durante décadas”

Se abrieron los sobres con las ofertas para comprar los materiales del gasoducto que atravesará la región sur de Río Negro, una inversión que rondará los 400 millones de pesos y que “despertó una emoción sincera en mucha gente, tanto en intendentes, como legisladores y pobladores”, relató el legislador Alejandro Palmieri, uno de los asistentes al acto, junto a la legisladora Sandra Recalt, encargada de abrir uno de los sobres.

Ambos legisladores de Juntos Somos Río Negro destacaron que son obras imposibles de afrontar si no es con un financiamiento extra al habitual del Presupuesto. “Ojalá la provincia pueda acceder al segundo tramo de los bonos, para seguir concretando obras clave en toda la provincia”, señaló Recalt, quien agregó que “para quien debe afrontar inviernos de 10, 15 o 20 grados bajo cero, y que sabe lo que cuesta la leña, contar con el gas será un gran alivio y un incentivo para no abandonar sus pueblos”.

Se licitó la compra de caños para cubrir 378 km de gasoducto, desde Valcheta hasta Maquinchao.

“La región sur, tan postergada durante muchos años, tendrá el mismo servicio y calidad de vida que las ciudades del Alto Valle y de la costa atlántica. Hoy vemos que, lo que el año pasado parecía una utopía para algunos mezquinos, es una realidad”, indicó Palmieri.

De la compulsa participaron dos empresas: Tenaris y Benito Roggio. El segundo lo hizo con una oferta sensiblemente inferior al primero.

“Es necesario destacar dos cosas, por un lado que ambas cotizaciones fueron hechas en dólares; y que se presupuestó por separado el flete, que no es un costo menor”, aclaró el presidente del bloque del oficialismo.

“Es una obra de grandísima envergadura, que cuando se licite la realización, seguramente en su conjunto va a superar los 1.000 millones de pesos”, dijo Palmieri, quien sostuvo que “esto es el plan Castello: traer a cada rincón de la provincia obras anheladas durante décadas e imposibles de hacer sin un financiamiento internacional, y sin el acompañamiento de todos los bloques”.

Recordó la trabajosa negociación para obtener la mayoría especial que requería el endeudamiento, y resaltó que “lamentablemente, solo algunos legisladores del Frente para la Victoria dieron su acompañamiento. Y no es casual que hayan sido en su mayoría ex intendentes -que conocen las necesidades de cada pueblo-, los que dieron su apoyo”.

Sobre el significado que le da el gobierno a esta obra, Palmieri aseguró que “refleja cuál es el norte de esta gestión, porque encaramos una obra que beneficia a casi 17.000 habitantes; y que un gobierno destine 1.000 millones de pesos a ejecutarla, demuestra cómo trabajamos por la igualdad y la integración de nuestra provincia. Ese es el espíritu de Juntos somos Río Negro”.