Palmieri cuestionó las retenciones y alertó por la pérdida de confianza

Luego de advertir que en el actual contexto económico “hay que priorizar el tema social”, el legislador Alejandro Palmieri, de Juntos, cuestionó las medidas fiscales que tomó el Gobierno nacional “porque no generan la confianza necesaria”, y aseguró que se deben revisar las retenciones, sobre todo las que pueden perjudicar tanto a la fruticultura como al INVAP.

Sobre esta última empresa estatal, sostuvo que “cuando hablamos de INVAP, hablamos de satélites, de radares, de tecnología, y estas retenciones alcanzarían a sus ventas en el exterior” y ante esa situación, aseguró: “Coincido con el planteo del Gobernador en que se deben encarar gestiones ante el gobierno nacional para diferenciar a INVAP del resto de los exportadores. Porque es una empresa estatal. Y es una de las pocas sociedades del estado que exporta, porque la mayoría de las sociedades del estado, en su mayoría prestan servicios públicos en el país. INVAP es una Sociedad del Estado muy particular”.

Para reforzar los argumentos a exponer ante Nación, Palmieri dijo que “hay que tener en cuenta que INVAP no tiene fin de lucro, no tiene un dueño que espera ganar plata con las exportaciones. INVAP es una empresa 100% estatal, de Río Negro”.

Respecto de la fruticultura, dijo que “todos coincidimos en que, con la mala noticia de la vuelta de las retenciones, ahora debemos pelear para que no sea la retención de 4 pesos la que se aplique, sino la de 3 pesos por cada dólar. Porque nuestras frutas no salen a granel como los cereales, por eso pedimos que sea tomada como las exportaciones que tienen valor agregado, porque hay cierto nivel de industrialización en los trabajos de empaque, con mucha mano de obra, maquinaria y cámaras de frío”.

Manifestó que “ojalá se cumpla con que este gravamen sea transitorio y de emergencia, aunque Argentina tiene sobradas muestras de impuestos que nacieron como transitorios y quedaron por décadas”.

Sobre el resultado de las gestiones, indicó que “soy optimista, creo que el gobierno nacional va a entender estas particularidades”.

En cuanto al último paquete de medidas lanzado para contener la inflación y neutralizar la corrida cambiaria, Palmieri consideró que “para mí el Gobierno nacional es como un GPS que está recalculando. Y vuelve sobre sus pasos. El problema es que ya van muchos recalculando”. Acotó que “este es un gobierno que llegó con un modelo de políticas aperturistas, que debíamos ir hacia una economía de mercado, sin regulaciones respecto del tipo de cambio, y hoy está con exportaciones suspendidas y retenciones a todo lo que sale de la frontera. También se habla de reponer el programa precios cuidados. Son medidas muy diferentes a las que planteó al llegar al gobierno. Y eso claramente le quita confiabilidad”.

Para el presidente del bloque de Juntos, “se llegó a un punto de falta de confianza, porque la economía es una ciencia social, no una ciencia exacta como las matemáticas. Cada sociedad es distinta, y el éxito de las medidas va de la mano del acompañamiento y la credibilidad que logran”. De todos modos, agregó que “creo que era necesario tomar medidas diferentes, porque los problemas de lo financiero pasaron rápidamente a lo económico, y de lo económico a lo social, y ya ahí deben estar puestas hoy las prioridades del gobierno”.