Rechazan despidos en agricultura familiar

El bloque legislativo de Juntos Somos Río Negro expresó hoy su preocupación por los despidos anunciados el viernes en el ámbito de la Secretaría de Agricultura Familiar de la Nación. Según se destacó en una movilización de los trabajadores del sector, el organismo nacional tenía en la provincia 25 empleados, de los cuales 20 quedarían cesantes.

De no retroceder esta iniciativa, además de un duro golpe para los trabajadores, implica la paralización de los programas activos que actualmente abarcan a unos varios pequeños productores rionegrinos.

Los legisladores informaron además que en la Patagonia los despidos alcanzan al 85% del personal de esa Secretaría, y en este marco, “rechazamos, y rechazaremos cualquier medida intempestiva que se lleve adelante sin evaluar primeros los efectos en nuestra provincia”.

“En Río Negro, advirtieron, solo quedarían en funciones un administrativo y cuatro técnicos, para cubrir un territorio de más de 200 mil kilómetros cuadrados”.

La medida tomó por sorpresa a los trabajadores, que el viernes recibieron informalmente la lista con los nombres de los posibles despedidos. Ya a comienzos de agosto el Gobierno Nacional había dado de baja el monotributo social que significaba una ayuda fundamental para nuestros productores agropecuarios. A esto se suma ahora la extinción de los programas de asistencia y capacitación en un área de intervención directa del Estado para la promoción de micro regiones económicas que implican el desarrollo y el sustento de miles de familias rionegrinas.